Media Center

¿Sobrevivirán los sindicatos?

Muy pronto, después de que lea esta revista, una gran pregunta con respecto al futuro de los sindicatos se decidirá en las elecciones de los Estados Unidos. Soy consciente de que un pequeño grupo de nuestros miembros votarán por el liderazgo Republicano en la Casa Blanca y el Congreso.

Como cualquier otra institución democrática, tenemos diferencias de opiniones. Pero una cosa es clara: aquellos de nosotros quienes sabemos de la conexión entre los sólidos sindicatos y la gente común y corriente teniendo una oportunidad de la economía, votaremos por Barack Obama.

El presidente Obama también es humano y difiere de nosotros en algunos temas. Sin embargo, en las cuestiones importantes de los derechos que tenemos a un contrato, a un salario, pensiones y servicio médico (ya saben, aquello que hacen nuestras vidas viables) la única opción es Obama/Biden. De igual manera con el Congreso, la gente trabajadora sufrirá si el partido republicano (Grand Old Party, GOP) gana.

Hace dos años este sindicato cambió. Después de una tumultuosa convención, los delegados votaron por un muy serio camino de cambio. Desde entonces hemos, mostrado las semillas que transformarán nuestro trabajo por venir a largo plazo. El principio de nuestro cambio está en el reconocimiento de la importancia del mundo que nos rodea.


El cambio sólo puede venir desde el exterior, Washington D.C.

Nuestro énfasis está en hacer que nuestros pasajeros voten. Personalmente considero que hoy en día, el asunto de la supervivencia laboral se responde en nuestra voluntad y habilidad de ver los intereses en común que tenemos con la gente que viaja en nuestros autobuses y trenes.

El presidente Obama recientemente reconoce esta verdad cuando admite:

"El hecho de que no hemos logrado cambiar el tono en Washington es decepcionante...  la lección más importante que ha aprendido es que no puedes cambiar a Washington desde el interior. Sólo puedes cambiarlo desde el exterior."

Nuestros representantes locales están haciendo justo eso. La representación local de la ciudad de New York 1181 está organizando una escuela para padres de familia para que éstos luchen por un mejor servicio, mientras que las representaciones locales 689 y 1764 en la ciudad de Washington D. C. están organizando toda la ciudad para que luche por la privatización y nuevas formas de segregación del tránsito público. En New Brunswick la representación local 1229 se está pateando a las puertas de la alcaldía y en la representación local 1290 de Moncton se están comprometiendo a los viajeros en la lucha por un mejor contrato.

En Toronto, la representación local 113 continúa siendo un trabajo excepcional intentando poner de nuestro lado al público. En el estado de Washington, Memphis, Columbia, SC, y otras ciudades, nuestros representantes están trabajando para que se vote por iniciativas que recauden más dinero para el transporte.

Este Sindicato Internacional está nutriendo la idea de que debemos de ser un sindicato extrovertido. Debemos de tener aliados para ganar.  Nuestros sindicatos locales están cambiando y construyendo coaliciones para ese propósito.

En Denver y Cleveland, nuestras dos ciudades anclas en esta elección; nuestros miembros y oficiales están hablando con los viajeros en las paradas de autobús del porque cada voto cuenta. Por todos los Estados Unidos, los miembros de la ATU están trabajando como voluntarios poniendo su tiempo para salvar el sindicato, el país y su modo de vida; no sólo para ellos, sino para las generaciones por venir.

Este es el tiempo de calentamiento para la reconstrucción de nuestro amenazado movimiento. Fortaleciendo la musculatura que necesitamos para repeler las billonarias intimidaciones del siglo XXI. Y efectivamente, sobreviviremos y seremos más fuertes que nunca antes.

Firma hoy en la oficina de tu representación local para unirte a la campaña. ¿Estás dentro?