Media Center

Los peligros de la privatización

COMO LA SUBCONTRATACIÓN DE MARTA MOBILITY MARGINA A LOS TRABAJADORES Y A LOS TRIPULANTES

El operador de autobuses de MARTA Mobility. Preyonda Price, ama su trabajo ya que este le permite ayudar a las personas que tienen discapacidades y a las personas mayores de edad en Atlanta, para que estas vayan al doctor, a la iglesia, a la tienda de comestibles y a hacer otras tareas cotidianas. Pero, lamentablemente, este miembro del Local 732 y madre soltera, que también cuida a su propia madre y a su abuela, puede que tenga que conseguir un nuevo trabajo porque ahora va a tener que pagar más de $1,800.00 por mes para los gastos del cuidado de la salud —lo cual es casi más de lo que ella gana.

¿Por qué? Debido a que MARTA está privatizando su servicio de Paratránsito, por medio de subcontratarse con la Transportación de MV, lo cual es una violación completa a su contrato con el Local 732.

Y mucho peor, Price y sus compañeros de trabajo también perderán sus pensiones y cientos podrían perder su empleo como una consecuencia de la subcontratación de los servicios cruciales de MARTA, del cual muchas personas dependen diariamente.

 

"Devastador"

"Esto es devastador para mí y para mi familia. Yo ya tuve que renunciar a mi casa, y ahora mis hijos y yo vivimos en el apartamento de mi madre, con mi abuela", dijo Price. "Me gusta mi trabajo y la gente que paso a recoger cada día. No es una tarea fácil; le enseña a uno a ser humilde. Y MARTA está tratando de quitármelo. Mis hijos tienen problemas de salud y ahora no voy a ser capaz de permitirme el lujo de ofrecerles la atención que necesitan. Soy solamente uno de tantos compañeros de trabajo que se enfrentan a este sombrío futuro".

Este es el precio a pagar por la privatización —las personas que realmente trabajan duro, están perdiendo su sustento y sus cuidados médicos, mientras que los ejecutivos codiciosos en las empresas privadas de transporte reciben las ventajas.

 

Los tripulantes también están perdiendo

Los tripulantes también están perdiendo. Estas empresas privadas logran obtener contratos de tránsito que contienen promesas vanas de reducir los costos y mejorar los servicios, pero una y otra vez estos servicios terminan siendo más costosos, lo que causa aumentos de tarifas, recortes de servicios y la cortedad en la seguridad y el mantenimiento.

Esto no es una historia nueva en MARTA. Su Junta y el Director Ejecutivo, Keith Parker, han estado maquinando por años como desmantelar y vender MARTA a un contratista privado.

Dicen que la gente aprende de sus errores, pero eso no parece ser el caso en MARTA. La agencia subcontrató el Paratránsito en la década de 1990, pero el servicio era tan malo que la Junta lo tuvo que reinstituir de nuevo dentro de la empresa.

Por otra parte, en un trabajo anterior, Parker comisionó un informe patrocinado por la Administración Federal de Tránsito llegando a la conclusión de que la calidad y la estabilidad del servicio de Paratránsito de la gestión privada era extremadamente ineficiente en todo el país, en comparación con al servicio operado por agencias públicas.

 

Tendencia perturbadora

Esta es una tendencia nacional perturbadora según se afirmó en un nuevo informe, por el grupo: "En Interés al Público", que detalla las formas variadas en que los contratistas privados están dañando al público, a los trabajadores y al medio ambiente en su afán por lucro.

Cutting Corners describe cómo las empresas, al igual que First Transit y MV, han reducido la calidad y la accesibilidad de los servicios, y han disminuido los sueldos de los trabajadores, así como esquivan las protecciones que deben brindar al público y al medio ambiente.

"MARTA en el pasado elevó a una generación de trabajadores, especialmente a los afroamericanos, a la clase media", dijo el Presidente del Local 732, Curtis Howard. "Ahora, MARTA está lanzando a estos trabajadores por debajo del autobús por medio de forzar la subcontratación de sus servicios de Mobility y dejando la mayor parte del tránsito de nuestra ciudad subordinada —a las personas mayores de edad y a las personas con discapacidades— a enfrentar a un futuro incierto e inseguro."