Media Center

La libertad de expresión: Grupos laborales desaprueban la intimidación de los policías en los estudiantes que luchan por los miembros de Grand Rapids de ATU

Los Trabajadores Agrícolas Unidos (UFW) y el Comité de Defensa de la Carta de los Derechos Humanos/ Fundación para la Defensa de la Disconformidad (BORDC/DFF) han desaprobado enfáticamente la acción que tomó el Alcalde Rosalynn Bliss, de Grand Rapids, MI; ya que utilizó a la policía de la ciudad para intimidar a aquellos estudiantes y trabajadores que participaron en una manifestación pacífica durante una reunión de la junta de Rapid —el sistema público de transporte de la ciudad.

Las organizaciones estaban respondiendo a las acciones de los detectives de la policía que fueron a los hogares de los estudiantes y de los trabajadores, amenazándolos con cargos de alteración del orden público, por haber participado en una manifestación en enero en lo tocante a: la propuesta del aumento de tarifas, la usurpación de las pensiones de los trabajadores y el paro del contrato de negociaciones entre el Local 836 y la agencia de transporte.

Todo sucedió inmediatamente después de que el Alcalde Rosalynn Bliss asistió a una marcha llevada a cabo para honrar la vida y legado del activista laboral César Chávez, famoso por el uso de tácticas sobre desobediencia civil que llevó a cabo en nombre de los trabajadores agrícolas que estaban siendo explotados por sus empleadores.

 

Hipocresía

UFW envió una carta a la Alcalde Bliss, en la cual se expresó en particular la indignación que les causó que ella hubiera marchado en nombre de su propio fundador, un día antes de haber enviado a los policías a acosar a los activistas:

"Le escribo para expresarle la profunda decepción que nos causó la descarada hipocresía que su gobierno mostró la semana pasada. Un día usted marchó bajo nuestra bandera para conmemorar la obra de nuestro icono y fundador estadounidense César Chávez.

"Pero al mismísimo día siguiente, usted envió la policía de Grand Rapids a los hogares de los estudiantes activistas para intimidarlos por haber organizado una manifestación en enero para apoyar a los trabajadores de transporte" —escribió el Presidente de UFW, Arturo Rodríguez. "El antisindicalismo y la intimidación de la policía hacia los trabajadores y activistas, tiene una historia lóbrega en nuestro país, una historia que es especialmente penosa para los trabajadores agrícolas."

Este último intento para silenciar a los trabajadores y a los activistas de la comunidad que llevó a cabo el Alcalde Bliss, es parte de un esfuerzo continuo y agresivo para acallar a cualquiera que hable en contra de la usurpación de las pensiones de los trabajadores de transporte de Rapid; para acallar las violaciones de los derechos de los trabajadores en lo tocante a la Primera Enmienda; para acallar la reciente elevación de tarifas por un 16% y para acallar el aumento generoso que se le otorgó al Director Ejecutivo de la agencia.

Cuando se interpeló al Sargento de la Policía de Grand Rapids, Terry Dixon, acerca de las visitas de la policía a los hogares de los estudiantes, este expresó a la Prensa de Grand Rapids que los agentes habían cerrado el caso, pero que se le había pedido al departamento que "posteriormente reabrieran el caso", casi dos meses después del incidente. Además, el Sargento Dixon admitió que: "Realmente no aparenta ser algo tan importante para que nosotros procedamos. Esto se ha suspendido. No se levantarán cargos".