Media Center

Revolucionando el mundo del transporte

Ya hemos llegado a la temporada electoral en los Estados Unidos, y es hora de que todos los miembros del Sindicato Unido del Transporte (ATU, por sus siglas en inglés) y los demás sindicatos defiendan sus derechos, sean tenidos en cuenta y marquen la diferencia. Es hora de que todos los miembros del ATU se unan solidariamente para hacer todo lo que les sea posible para elegir los candidatos que puedan desempeñar cargos públicos a favor de los trabajadores y del transporte.

 

¿Por qué estas elecciones son las más importantes en su vida?

1. Valores.

¿Cree usted en el derecho de los ciudadanos estadounidenses a unirse y negociar un salario justo con su empleador, o cree usted que el poder corporativo es ilimitado y que los beneficios son el resultado final, lo que significa recortes de salarios y el envío de los trabajos al extranjero?

Parece dramático, pero este es el debate actual en los EE. UU. y estas elecciones podrán determinar qué punto de vista será el ganador.

¿Cree que su ciudad debería proporcionar servicios públicos como el transporte, los bomberos y la policía? Tenemos un candidato republicano que no está de acuerdo.

 

2. El transporte está sufriendo de privaciones

Muchos de ustedes ya han visto el interminable ciclo de recortes en el servicio y aumento de tarifas en sus ciudades. En Detroit, la propuesta del alcalde de otra ronda de recortes en el transporte está llevando a algunos a preguntarse si el sistema podrá sobrevivir.

En Septiembre, la autoridad del transporte de Pittsburgh recortará 46 de las 102 rutas que le quedan (el 30 por ciento), dando por terminado el servicio después de las 10 p.m. en todas las rutas de autobuses y trenes, salvo 13.

Esto es sólo la punta del iceberg. Para aquellos de ustedes que no han visto los cortes en el servicio, no incurran en el error de pensar que esto no puede pasarle también a su sistema.

La financiación para el transporte se ha mantenido congelada en los últimos seis años y el nuevo proyecto de ley del transporte la mantendrá congelada durante los próximos dos años.

¿Puede pensar en algo que hoy en día valga igual a lo que valía en el 2006? Sin ninguna duda, no es la gasolina.

El proyecto de ley que fue aprobado por el Congreso en julio, fomenta la privatización de los sistemas de transporte. Aunque el ATU luchó fuertemente por preservar nuestro artículo 13(c) derechos de negociación colectiva, que garantiza que una empresa de gestión externa no puede recortar los salarios de los trabajadores del transporte de manera inmediata, es de esperarse de que este sea cuestionado nuevamente, y dependiendo de quién sea elegido, podríamos carecer de una palanca para protegerlo.

Finalmente, el Congreso no incluyó en el proyecto de ley la tan necesaria ayuda operativa por la que habían abogado tanto el ATU como muchos de nuestros aliados. Sin la posibilidad de utilizar fondos federales para operar los sistemas, muchas de las ciudades con problemas de liquidez realizan mayores recortes en el servicio y aumentan las tarifas, lo que conduce a sus sistemas a una muerte lenta y obliga a los usuarios a incurrir en gastos adicionales.

 

3. Ellos no quieren que nuestros usuarios participen en la democracia

Si usted es un operador, verá usuarios todos los días. Muchos de los usuarios son trabajadores de bajos ingresos, personas mayores, personas con discapacidades, personas de color y estudiantes. Teniendo conocimiento de por quién vota tradicionalmente la mayoría de nuestros usuarios, algunos grupos han aprobado leyes, especialmente en los estados "fluctuantes" destinadas a desalentar la votación en estos grupos.

Por lo menos 11 estados han aprobado leyes de “Identificación de votantes”, que hace que sea imposible votar sin una tarjeta de identificación con foto emitida por el estado.

Un estudio del Centro Brennan para la Justicia estima que aproximadamente uno de cada 10 votantes no posee una identificación válida con foto, y en estos 10 estados, alrededor de medio millón de votantes viven en hogares sin vehículo y residen a 10 millas o más de distancia de una oficina emisora de tarjetas de identificación.

Los departamentos de vehículos motorizados estatales por lo general abren de lunes a viernes de 9 a.m. a 5 p.m. Para un trabajador de bajos ingresos, con dos trabajos, le será difícil obtener una identificación con foto para poder votar, incluso teniendo coche o una ruta de autobús que los lleve hasta el Departamento de Vehículos Motorizados.

Si no parece como gran cosa, tenga en cuenta que medio millón es el margen que el partido republicano necesita para alcanzar la victoria. A menos que nuestro sindicato y nuestros usuarios logremos un amplio margen de votación, estas tácticas sucias nos van a costar las elecciones.

 

¿PARTICIPARÁ?

Con tanto en juego en el 2012, es muy importante que el ATU se movilice en todos los niveles y esto lo incluye a USTED. ¿PARTICIPARÁ?

En este ciclo electoral, la clave realmente es usted y sus compañeros de trabajo del taller. El ATU lo necesita como voluntario ahora más que nunca, así sea por un par de horas a la semana para ayudar a movilizar a los miembros del sindicato y comprometer a los usuarios a elegir candidatos para desempeñar cargos públicos que estén a favor de los trabajadores y del transporte.

Desde finales del 2010, el ATU les ofrece un nuevo tipo de capacitación a los líderes de los sindicatos, una que les ha ayudado a luchar por el transporte. Este verano hemos revolucionado el programa de capacitación una vez más. Los vicepresidentes internacionales han llevado a cabo cursos de capacitación en movilización política para los miembros del ATU en todos los EE.UU. Estas capacitaciones se han realizado para pequeños grupos del sindicato local, a poca distancia en coche, de manera que cualquiera que quiera participar pueda hacerlo, sin ningún costo para el sindicato local.

Los vicepresidentes internacionales ya han capacitado cerca de 400 miembros. Estas capacitaciones son fundamentales para formar activistas del ATU que puedan movilizar miembros voluntarios y crear coaliciones con los usuarios para elegir candidatos que estén a favor de los trabajadores y el transporte.

Durante los próximos tres meses, la Internacional estará anclando sus esfuerzos políticos en dos ciudades muy importantes para las elecciones: Cleveland, OH, y Denver, CO. Estas son dos grandes ciudades en estados fluctuantes, donde el ATU tiene miles de miembros.

El ATU no solo apoyará los esfuerzos de estas dos localidades para movilizar a sus miembros y lograr que los usuarios salgan a votar, sino que también traerá funcionarios de las diferentes sindicatos locales de todos los EE.UU. para colaborar.

A finales de septiembre se llevará a cabo una capacitación de 4 días y una sesión de compromiso político para sus funcionarios estadounidenses en Cleveland y Denver.

Estos funcionarios participarán en las actividades que encenderán el ánimo de los usuarios en estas dos ciudades, y también tendrán la oportunidad de planear en vivo las acciones del 2012 para sus localidades.

Como parte de estas capacitaciones se llevará a cabo una reunión abierta mediante video en internet para todos los miembros de ATU para que escuchen por qué estas elecciones son las más importantes de nuestra vida y cómo pueden involucrarse.

Si usted todavía no está "PARTICIPANDO”, ¡debería hacerlo! Imprima la pancarta “I’M IN” (ESTOY PARTICIPANDO) visitando la página http://bit.ly/QFMFsH, luego tómese una foto o video de sí mismo sosteniendo la pancarta delante de usted y díganos por qué está IN” (PARTICIPANDO). Una vez lo haya hecho, compártalo en la página de Facebook de ATU (facebook.com/ATUInternational). También asegúrese de decirle a sus compañeros y compañeras que lo hagan. Si ya decidió estar “IN”, es hora de que muestre como puede ayudar en esta campaña tan importante. Visite nuestro Centro de acción en www.atu.org para que nos diga por qué está ‘IN’.

Todos debemos saber ahora que está en juego en las elecciones del 2012, nuestro futuro. El futuro del transporte, el futuro del movimiento obrero, nuestros trabajos, nuestras familias, y todas las familias trabajadoras.