Media Center

El desafío que tenemos ante nosotros

¿Qué tan cansados están al final del día? Apostaría a que la mayoría de ustedes está diciendo, "mucho". También podría apostar que ninguno de ustedes se queja. Ustedes suponen que tendrán que trabajar duro y estar dispuestos a hacer lo que sea necesario para ganarse la vida.

Y al igual que sus pasajeros, se enfrentan a un desplazamiento largo, difícil y estresante al final de un día largo, difícil y estresante.

Cuando por fin llegan a casa están cansados – pero aún tienen responsabilidades. Los padres tienen todo tipo de tareas que deben realizar para sus hijos. Apenas si queda tiempo para cenar. Y los fines de semana están reservados para todas las cosas que ustedes desearían haber tenido el tiempo y energía para haberlas realizado durante la semana.

Lo último que quieren es que les digan que deben asistir a un mitin político para apoyar a un candidato, o a una causa, que según la gente, debería interesarles.

Según una nueva investigación su experiencia es muy común, y tiene consecuencias que van más allá de su vida personal.


Desplazamientos

Un informe que acaba de publicar la Universidad de Stony Brook y la Universidad de Connecticut afirma que  el tiempo que empleamos en desplazamientos - una actividad que a nadie le gusta - disminuye la cantidad de tiempo que le asignamos a las actividades cívicas y políticas. Esto es especialmente cierto para los pobres quienes pasan más tiempo desplazándose que otros segmentos de la sociedad.

Por lo tanto, no es de extrañar que se haya producido una disminución en la participación política. Los norteamericanos emplearon 42 millones de horas anuales en desplazamientos en 1990. Esa cifra ha aumentado desenfrenadamente a 56 millones de horas anuales al día de hoy.

Estas estadísticas sugieren que tenemos un trabajo difícil para el 2014, porque los ricos harán todo lo posible por hacer retroceder a la clase media a las filas de los pobres, lo que por sí, disminuye la cantidad de tiempo y energía que tenemos que luchar.

Ah, y por cierto, los investigadores encontraron que el problema no afecta a los ricos que recorren largos trayectos porque los ricos tienen los recursos para lidiar con el estrés y la fatiga que los demás de nosotros no tenemos.

 ¿El resultado? El mayor porcentaje de personas que participan en actividades cívicas y políticas son - lo han adivinado - ricos.

No es difícil ver hacia dónde va esto.


No hay soluciones fáciles

No hay soluciones fáciles para esto. Sin embargo, yo espero que la comprensión y definición del problema nos lleve a tener un mejor conocimiento del mismo, y nos ayude a motivarnos para superarlo.

Así pues, los exhorto a realizar esfuerzos adicionales este año, participar, y unirse a la lucha de nuestro equipo ATU para proteger nuestros trabajos y nuestros derechos.

Sé que no será fácil, pero, saben - nunca lo ha sido.