Media Center

No ‘darle al diablo más de lo que le corresponde’

Estoy escribiendo en una mañana fría y lluviosa de Washington. Afuera está bastante desagradable, deprimente. Muy diferente del Norte de California donde vivía antes de venir al DC.

El clima político no parece estar muy diferente – al menos desde el punto de vista de aquellos de nosotros que luchamos por la gente trabajadora y el transporte público.  Todo lo que escuchamos es “pesimismo, todo negro”.

Es importante mirar a las cosas con claridad. No ayuda el pretender que las cosas están mejor de lo que realmente están.

 

Ellos no son invencibles

Pero no ayuda el pensar que las cosas están peor de que realmente están; que los hermanos Koch, el partido del TÉ (TEA Party, en inglés) y  sus amigos anti-trabajadores en las legislaturas de Estados Unidos y Canadá son casi invencibles  – porque no lo son.

Usted escucha a la gente decir que los miembros del sindicato no participan en la acción política porque son cómodos y apáticos. Pero yo creo que mucha gente se queda en su hogar porque piensan que pueden hacer muy poco sobre la injusticia contra la que estamos luchando.

 

Hay muchos más de nosotros que los que hay de ellos

Me recuerda a una expresión antigua: “No darle al diablo más de lo que le corresponde.”

Al decir esto, no quiero decir que lo que se nos oponen sean “diablos”. Lo que quiero decir es que, sí es cierto, las cosas están duras ahora, pero incluso así, nuestros oponentes no son todo-poderosos, gigantes de 10 pies de alto cuyas ideas nunca pueden ser derrotadas.

Tampoco que ellos son sólo gente que tiene mucho poder porque tienen mucho dinero. Pero hay muchos más de nosotros que los que hay de ellos, y créame, ninguna fuerza nos puede vencer si estamos unidos y activos políticamente-en otras palabras, si tenemos ‘solidaridad’.

Hay muchos ejemplos en la historia sobre líderes que consiguieron grandes cosas porque se rehusaron a creer que no se podía hacer nada sobre la injusticia que estaban experimentado en sus vidas. Líderes como la Madre Jones, Tommy Douglas y Dr. Martin Luther King, Jr., lucharon sobre cosas en las que otros habían dicho que sus misiones eran simplemente una locura, o incluso peor – peligrosas.

 

Una razón para la esperanza

Ellos atrajeron a sus causas a miles de personas porque le dieron esperanza a la gente. Al levantar a la gente, les dieron una razón para que se involucraran y participaran. Nosotros haríamos bien siguiendo su ejemplo.

Así que la próxima vez que escuche un reporte de las noticias sobre la inevitabilidad de las cosas malas que les pasan a los trabajadores del transporte público – no se lo crea.

Nosotros tenemos el poder de parar las cosas malas que puedan ocurrir y de conseguir muchas cosas buenas. Pero tenemos que comenzar con ejercitar el poder mientras todavía es invierno.

Recuerde que no importa lo frio, oscuro y miserable que se pone – la primavera está a la vuelta de la esquina.  Y la primavera, particularmente aquí en Washington, es realmente preciosa.

Por favor, visite nuestra website www.atu.org para más información y para las últimas noticias de ATU.