Media Center

Acérquense a la “gira mágica y misteriosa”

¿Tiene su ciudad un tranvía en funcionamiento o piensa realizar un nuevo emprendimiento o una expansión? ¿Hay alguna iniciativa de votación pendiente para financiar el proyecto? Si ha respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, no está solo. Lo acompañan 35 ciudades de los Estados Unidos y Canadá.  En algunas ciudades, nuestros miembros están siendo trasladados a trabajos propios de “Volver al Futuro”. En otras  –como mi ciudad natal, la ciudad de Kansas–, existe un plan maestro para privatizar el trabajo.

Los debates han comenzado. ¿Qué rutas deberían modificarse para permitir el paso de un tranvía? Hacerlo, ¿mejorará el tránsito?


¿Acaso se trata una carrera para despilfarrar dinero?

Algunos argumentan que muchas ciudades se han embarcado en la “carrera del despilfarro de dinero”. Otros se preguntan: “¿No son acaso los tranvías principalmente para los turistas?”. Otros señalan los increíbles excesos relacionados con los costos de los proyectos. Uno de los ejemplos mencionados por la revista Atlantic es Arlington, Virginia, donde el costo ha superado en “100 millones la última proyección del condado”.

Con demasiada frecuencia, la planificación del tránsito es una ocurrencia tardía que no tiene en cuenta el interés de los pasajeros, los contribuyentes y los desarrolladores en su conjunto. Conocemos a nuestros pasajeros, pero también debemos aprender y ser expertos sobre los hechos, y dirigir a nuestras comunidades en el debate.

El vicepresidente local retirado, Bill Onasch, 1287-Kansas City, MO, recientemente escribió un artículo sobre este mismo tema. Comparto algunos de sus conceptos que reproduzco más abajo, y los invito a pulsar el enlace que les permitirá leer al artículo completo.  Es una introducción a la historia de muchos sistemas de tranvías. (http://kclabor.org/wordpress/?cat=7)


Retrogenial

“Los tranvías actualmente tienen una amplia promoción a nivel comercial y se los cataloga como “geniales” y “ecológicos”.  No soy quién para catalogar algo como “genial”, pero tengo una sólida opinión, basada en mis estudios y en mi experiencia personal, sobre las condiciones que deberían darse para que los tranvías fueran útiles hoy en día. Si bien este artículo se concentra en la ciudad de Kansas, creo que los temas y los argumentos básicos pueden aplicarse a casi toda América del Norte.

“Tras décadas de estudios, el rechazo de los votantes de varias propuestas anteriores relacionadas con sistemas de trenes ligeros, la aprobación por parte de los votantes de una propuesta de un sistema de trenes ligeros “chistosos y locos” presentada por un pelmazo habilidoso para reunir firmas que luego fue desechada por el consejo municipal, ha comenzado la construcción de una vía de tranvía ‘inicial’ de dos millas que discurre a través del centro de la ciudad de Kansas. Se están construyendo las vías a expensas de calles adecuadamente atendidas por autobuses. Este tranvía, que no se dirige a ningún lado en particular, es idéntico a un plan anterior de un sistema de trenes ligero que el alcalde de entonces denominó correctamente como ‘frú-frú para turistas”.


“Artero”

“El hecho de que este proyecto haya sido realizado por el ayuntamiento y no por la agencia de tránsito correspondiente al área metropolitana es una pista reveladora de que su objetivo es realizar un ‘desarrollo’ pagado por el contribuyente que favorece a los ricos y a los famosos en lugar de mejorar el transporte público que se ha visto vergonzosamente descuidado. La decisión de no contratar a trabajadores sindicalizados del 1287 local para operar y mantener a los nuevos tranvías es la salva inicial de una guerra que ya fue declarada contra el Amalgamated Transit Union por las autoridades municipales en todo Estados Unidos.

Este retorno artero del tranvía como tapadera para la codicia también implica una vuelta a la crisis en el área tránsito de la ciudad de Kansas. Hace falta contrarrestar esto explicándole al público la verdad y movilizando a los trabajadores del tránsito y a los conductores, al resto del movimiento sindical y a los ecologistas, los estudiantes y los ciudadanos de la tercera edad para obligar a los políticos a retroceder. Una vez que consolidemos lo que tenemos, estas mismas fuerzas pueden impulsar las acciones de expansión y de mejora del verdadero transporte”.

Visite www.atu.org para obtener más información sobre las últimas novedades de ATU.